‘El Parque Tinigua está a punto de desaparecer’

JULIA MIRANDA. DIRECTORA PARQUES NATURALES. PREMIO LIDERES 2014. BOGOTA JULIO 22 DE 2014. FOTO: JUAN CARLOS SIERRA-REVISTA SEMANA.

Para detener la deforestación necesitamos la vinculación de todos los colombianos, dice la directora de Parques Nacionales Naturales.

Pocos dudan de que es una de las mujeres que más conoce de medioambiente y conservación forestal en el país, a pesar de que su profesión es el derecho. Su conocimiento la llevó a que en septiembre del 2012 se ganara el premio de servicio excepcional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una de las organizaciones medioambientales más reconocidas.

Lea: ‘A mí no me gusta el show’: Wilmar Barbosa

Julia Miranda Londoño (J.M.) es desde el 2004 la directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia, y tiene a su cargo la protección de 62 áreas protegidas en cerca de 15 millones de hectáreas de bosque natural a través del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia.

Es abogada de la Universidad Javeriana con Especialización en Derecho Ambiental del Externado, y ha ocupado los más importantes cargos del sector desde la dirección ambiental del Instituto de Desarrollo Urbano en Bogotá, hasta la Coordinación de la Red Latinoamericana de Parques Nacionales.

A propósito de las alarmas que se han encendido en las últimas semanas por la alta deforestación en la Orinoquia, Periódico del Meta (PDM) habló con ella para conocer detallada por la gravedad del asunto.

PDM: ¿Cuál es la situación de deforestación en los Parques Naturales de la Orinoquia?
J.M.: En la Orinoquia hay importantes áreas dentro del Sistema de Parques de Colombia, entre las que conforman el Área de Manejo Especial la Macarena (AMEM) que son los Parques Tinigua, Sierra de La Macarena y Cordillera los Picachos, está también la nueva área protegida en Arauca –Cinaruco-, y los Parques Chingaza, Sumapaz y El Tuparro.

Le puede interesar: ‘El nivel de evasión es alto en Villavicencio’: Miguel Meneses Garavito

En este momento tenemos una gran alarma de deforestación. Los resultados del 2018 nos muestran para los Parques del AMEM 13.000 hectáreas deforestadas y en lo corrido del 2019 un poco más de 2.000 hectáreas; la situación es supremamente preocupante.

PDM: ¿Cuál es el que presenta mayor gravedad?
J.M.: El Parque Tinigua está en emergencia ambiental, a punto de desaparecer, y el Parque Sierra de La Macarena también tiene un número gravísimo de aumento de deforestación y cultivos ilícitos.

Acá: Sergio Tafur :‘el narcotráfico sigue siendo nuestro enemigo’

PDM ¿Qué hace falta para frenar la deforestación?
J.M.: El Ministerio de Ambiente está enfrentando esta situación y ha puesto estrategias en el Plan de Desarrollo, metas para frenar la deforestación; la Fuerza Pública hace un esfuerzo grande pero necesitamos que los jueces se unan a la causa porque en los últimos operativos que ha hecho el Ejército Nacional se ha detenido a personas en flagrancia que se han puesto a disposición de los jueces y han quedado en libertad; no ha habido una sola judicialización en los últimos operativos, y el mensaje de todo el Estado tiene que ser contundente: estas personas están cometiendo un crimen ambiental de proporciones gigantescas que afecta no solo a esta región sino a Colombia y el mundo. Somos el país que tiene bosques que están siendo deforestados y estamos aportándole al cambio climático de manera gravísima.

PDM ¿Qué hace Parques Nacionales?
J.M.: Para detener la deforestación en los Parques Nacionales necesitamos la vinculación de todos los colombianos. En Parques estamos trabajando intensamente con la Fuerza Pública, con Cormacarena, la Fiscalía General, y las comunidades, muchas de ellas son familias que llevan más de 40 años viviendo en área protegida, y estamos haciendo un trabajo de largo aliento para firmar acuerdos de restauración ecológica participativa que frenen las actividades no permitidas dentro de los Parques. Hace poco veía imágenes de la Orinoquia que demuestran que la riqueza natural es extraordinaria. El AMEM por ejemplo tiene gran potencial en ecoturismo e investigación científica.

PDM ¿Cómo se aborda la situación?
J.M.: Hemos venido conversando con la gente, explicándoles lo grave que es la deforestación, pero sabemos que hay órdenes de personas que se dedican al acaparamiento de tierras, y a promover actividades ilegales que generan un gran deterioro a los ecosistemas. Las acciones de deforestación que se dan en los Parques son muy costosas y por ello hemos pedido a los organismos de investigación judicial que examinen desde dónde se orientan las acciones para acabar con esto desde la raíz.

PDM ¿Cómo es la situación con la ganadería ilegal?
J.M.: Hace poco los campesinos diagnosticaron que en un solo Parque podía haber 48.000 cabezas de ganado y eso es una actividad ganadera muy grave. Ellos decían que no era solo de ellos, que las vacas pertenecían principalmente a ganaderos que tienen fincas afuera, con actividad legal ganadera, pero que mandan su ganado a engordar en los Parques.

Lea: ‘No estamos acostumbrados a tener mujeres radicales’: Beltsy Barrera

PDM: ¿Qué esperan que suceda?
J.M.: Esta denuncia ya la hemos hecho reiteradamente y por ello reclamamos la acción del gremio, para que tomando conciencia de la gravedad de esta acción retiren el ganado de los Parques y acabemos con esta actividad ilegal.

PDM ¿Los invasores de los Parques están llegando de otras regiones?
J.M.: Se presentan las dos cosas, propios y de afuera. Hace poco tuvimos una reunión y se identificaron personas que han llegado y se han asentado. Los campesinos decían que acababan de llegar más de 500 familias a ocupar estos territorios del Estado colombiano que deben estar en bosque. Ya hemos pedido que se identifique de dónde vienen, quién los financia y por qué mantienen estas actividades ilegales.

PDM Con tantos intereses ¿Parques Naturales puede trabajar?
J.M.: Hay restricciones en algunos de los Parques por amenazas concretas que hemos denunciado. No hay ninguno de los Parques donde no estén presentes los equipos de guardaparques con cerca de 20 personas aproximadamente en cada uno de ellos para realizar las diferentes labores de monitoreo de fauna y flora, ecoturismo, investigación científica, prevención, vigilancia y control, entre otras.

PDM ¿Qué tipo de amenazas?
J.M.: Hay un nivel de peligro grande en el ejercicio de la autoridad ambiental y en las funciones de las personas que garantizan la conservación de los Parques Nacionales y las Áreas Protegidas. En el 2018 se registraron en el país 17 denuncias individuales y grupales, entre ellas a guardaparques del AMEM que han tratado de enfrentar actividades de ganadería ilegal y tala.