Restitución de tierras a víctimas en Mapiripán

Tras el acompañamiento judicial de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), el Tribunal Superior de Bogotá reconoció como víctimas de la violencia a una de las víctimas y su familia; y ordenó la restitución material de su predio urbano que cuenta con una extensión de 441 metros cuadrados.

Como consecuencia del violento hecho generado por los paramilitares Luis Ernesto Rojas, su esposa y sus dos hijas debieron abandonar su vivienda. Corría el año 1997, cuando ellos lo declararon objetivo militar con el falso señalamiento de servir de apoyo a la guerrilla; por
esta razón se vieron obligados a salir huyendo en un avión de la Cruz Roja.

En el año 2006, la familia Rojas decidió regresar a Mapiripán para recuperar su predio, pero se encontraron con la sorpresa de que su vivienda estaba siendo ocupada por extraños quienes aseguraron que los excompañeros sentimentales de sus hijas les habían vendido la casa.

La Unidad de Restitución de Tierras (URT) asumió la representación judicial de los Rojas, quienes en ningún momento dieron autorización para la venta de su inmueble, y presentó la demanda para reclamar la titularidad de la vivienda. Como resultado de esa acción legal, el Tribunal Superior de Bogotá declaró la inexistencia de la posesión por parte del ocupante
y declaró no probada su buena fe exenta de culpa.

Lea también: UBPD, un logro de las familias que buscan

“Estamos muy agradecidos con el apoyo que nos brindó la Unidad, ya que sin la ayuda de los colaboradores no hubiera sido posible la recuperación de nuestra casa”, aseguró Luis.

Adriana Trujillo, directora (e) de la URT en Meta, afirmó que “en la sentencia, el Tribunal ordenó otros beneficios para esta familia, como subsidio de vivienda, condonación de deudas por concepto de impuestos y acompañamiento de las entidades del Estado”. Vienen más.

Este tipo de decisiones, que tienen un componente importante de trabajo en terreno es posible gracias a que la Unidad de Restitución de Tierras (URT) puede llegar a municipios donde antes no tenía acceso.

De hecho, a finales del año anterior, la URT recibió el aval de la Fuerza Pública para adelantar acciones de tipo social, georreferenciación y demás tareas en favor de las familias reclamantes y atender las solicitudes del sur del Meta y la totalidad el departamento de Guaviare.

“Estuvimos en San José del Guaviare, viabilizando los municipios de La Macarena y Mapiripán en el sur del Meta y todo el departamento de Guaviare. En la revisión que hicimos se habilitaron más de 1.000 solicitudes de restitución, es decir que hay un avance significativo en el trámite que requieren estas reclamaciones y un compromiso enorme de la fuerza pública en acompañar las diligencias de restitución de tierras”, afirmó Andrés Castro, director general de la URT.

Lea también: Trabajo vial en Mapiripán

Agregó que “a partir de las decisiones que se han tomado hoy, vamos a expedir las resoluciones correspondientes a las micro focalizaciones y podremos hacer la planeación
estratégica que nos permita en 2020, ingresar a estos territorios ya sea vía terrestre, o fluvial, con el apoyo de las fuerzas militares y de policía” puntualizó Castro.

La Unidad atenderá reclamaciones del sur del Meta así: 104 solicitudes en el municipio de La Macarena donde se reclaman un poco más de 219.000 hectáreas, y en Mapiripán 487.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter