“La EAAV ha estado muy mal administrada” gerente Oscar Parra

Aunque recién nombrado muchos lo relacionaron por su trabajo en las empresas de acueducto de Pasto y Bogotá, Oscar Parra Erazo (O.P.), el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) ha recorrido varias regiones del país e incluso ya había trabajado en el año 2000 en la capital del Meta, atendiendo a desplazados
en Ciudad Porfía trabajando para el Fundación Panamericana para el Desarrollo (Fupad).

Dice que lo primero que le ha sorprendido es que todos le han dicho que la EAAV es “la caja menor” de las alcaldías, por lo que conclusión en los primeros 30 días es clara: “la EAAV ha estado muy mal administrada”.

Periódico del Meta (PDM) habló con él para hacer un balance del primer mes de gerencia de la empresa que en gran parte definirá si Felipe Harman cumplió o no su promesa de que Villavicencio tenga agua las 24 horas del día.

PDM: ¿Cuál es su balance de estos primeros 30 días?
O.P.: Lo primero es que la EAAV es una empresa con un potencial muy grande que ha estado muy mal administrada, hay posibilidades de hacer muchas cosas técnicas; lo segundo es que Villavicencio tiene suficiente agua y los sistemas se pueden optimizarse, haciendo un arreglo definitivo del tubo de abducción.

PDM: ¿Va a sacar personal de la empresa?
O.P.: Hay personas muy buenas. Vamos a aprovechar ese personal técnico y otro lo vamos a reubicar. Reduciremos la tercerización comercial porque la idea es ser más eficiente y fortalecer lo técnico.

Lea también: ‘Hay que construir un nuevo hospital’ Óscar Gálvez Mateus

PDM: Usted dice que hay que ser amigo de la montaña, pero se han comprado predios en la Quebrada La Honda…
O.P.: No tenemos el inventario de lo comprado, pero hay que ser claros en que no basta con adquirir predios. Lo que veo es que el trabajo de gestión predial ha sido parcial y debemos completarlo. Tenemos que pensar en el pago de servicios ambientales.

PDM: ¿Hay suficiente agua en la ciudad?
O.P.: Es la primera percepción al hacer sobrevuelos y al ir al detalle veo que hay sistemas de abastecimiento de agua que han sido mal administrados, el ejemplo claro es que un acueducto con un problema de aducción de tantos años sin arreglarlo, es injustificable. Debemos buscar la solución definitiva. También debemos decir que si bien es cierto hay una optimización en marcha en la Planta de Tratamiento de La Esmeralda, va a quedar incompleto. Igualmente, la ciudad tiene acuíferos que deben ser gestionados para protegerlos con trabajo ecológico.

PDM: Pero la ciudad crece aceleradamente…
O.P.: Sí, hoy la tasa de crecimiento demográfico de Villavicencio es mayor que el promedio nacional, pero aún así no creo que en 30 años se duplique el número de beneficiarios que atiende la empresa.

PDM: ¿Qué harán con los acueductos comunitarios?
O.P.: Nos hemos reunidos con ellos. Queremos montar un modelo colaborativo en el que la EAAV sea como ‘hermano mayor’ que ayude a resolver temas regulatorios, de capacitación, formación. Contrario de acabarlos la idea es fortalecerlos. Esos acueductos nos ayudan a tener 24 horas el servicio, con cobertura del 100 y con calidad de agua.

Lea también: ‘Yo no como de miedo’ afirma Contralor Departamental

PDM: En materia de acueducto ¿cuál es la diferencia con Pasto o Sincelejo donde usted ha trabajado?
O.P.: Sincelejo es más pequeña, tiene una continuidad de servicio de 20 horas, gracias a los pozos profundos. Pasto tiene una excelencia calidad de agua, con cobertura del 99 por ciento con 23 horas de continuidad de servicio. Villavicencio tiene 13 horas de continuidad un gran problema de agua no contabilizada que supera el 60 por ciento.

PDM: Las obras de sectorización frenarán eso…
O.P.: Sí, las fugas técnicas, pero también hay que trabajar en la cultura de pago y los fraudes comerciales con las conexiones ilegales. Además, le cuento una cosa, en la PTAP de La Esmeralda donde se están perdiendo 300 litros por segundo potabilizada por falta de una compuerta desde hace un año.

PDM: Con un mes en el cargo ¿a qué se compromete con la ciudad?
O.P.: El compromiso es sacar un proyecto a largo plazo para tener un plan de abastecimiento continuo para la ciudad, proteger lo que hay hoy en el sistema de aducción antes de que lleguen las lluvias y estructurar proyectos que puedan dejar el sistema de acueducto por 20 o 30 años, optimizando lo que ya hay.

PDM: En Bogotá, ustedes estructuraron el mínimo vital de agua ¿ese plan se puede dejar para Villavicencio?
O.P.: Es un concepto de la Organización Mundial de la Salud que orienta a que toda la población debe tener un mínimo para poder vivir y es seis metros cúbicos por hogar al mes. La mejor experiencia es dárselo al que verdaderamente lo merece y no masificarlo, es decir beneficiar a la gente más pobre. Básicamente es dar agua gratis hasta el mínimo
vital, a partir de eso se le cobra. La idea es que pague y que ahorre agua no pasándose. En Villavicencio se podría adoptar porque no requiere un sacrificio financiero de la empresa.

Lea también: General recomienda no usar tramitadores para Libreta Militar

PDM: El proyecto Chingaza II que algunas veces se habla en Bogotá afectaría nuestras fuentes hídricas ¿han tocado el tema con Claudia López al respecto?
O.P.: Dentro de los proyectos a largo plazo de Bogotá, digamos a 30 años, es algo que sí estaría contemplado. Tenemos que trabajar en ‘región hídrica’ para que haya un abastecimiento regional del agua y dentro de eso hay que analizar cómo se afecta a Villavicencio desde la estrella hídrica de Chingaza. Bogotá tiene un balance hídrico hasta
10 años, en una década el tema se volverá importante.

PDM: ¿Es decir que por ahora Chingaza II no es un riesgo para nuestra agua?
O.P.: Por ahora hay que explorar las posibilidades, hablarlo, pero para Bogotá no es aún un tema emergente.

PDM: ¿Es cierto que la EAAV puede hacerse cargo del alumbrado público?
O.P.: Primero hay que resolver la prórroga con el actual operador, pero no es nada descabellado hacer de la EAAV una pequeña EPM (Empresas Públicas de Medellín), un grupo empresarial público que se encargue de varias tareas como obras civiles en la ciudad, el alumbrado público etc. Legalmente se puede.

PDM: ¿No es sobrecargarla de burocracia?
O.P.: No, al contrario, es optimizar lo que se tiene y los costos fijos que se poseen trabajarlos para otros emprendimientos. Es hacer eficiente lo que hoy existe.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter