‘La EAAV no es la caja menor de la Alcaldía’ Gerente Mojica

Sede de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio.

Descarta que la empresa esté en quiebra o que haya división entre los empleados. Dice que los cambios en la gerencia han sido normales de cualquier organización.

Pese a que ha garantizado el servicio de agua, incluso en las dos temporadas invernales que ha habido, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) ha sido blanco de críticas de algunos opositores.

Periódico del Meta (PDM) dialogó con Efraín Mojica Rubio (E.M.) para preguntarle sobre las divisiones al interior de la empresa, la supuesta crisis financiera que atraviesa, por qué se han frenado proyectos como la sectorización y las alianzas con la Comuna 8.

Lea también: ‘Hay que defender la política de vivienda’: presidente de Amarilo

PDM: ¿En qué consiste el acuerdo con la Comuna 8?
E.M.: En ese sector lo que más tenemos son pozos profundos y plantas de tratamiento, generalmente presentan dificultades porque están expuestas a los cambios climáticos y a las condiciones de la zona. A la comunidad la atendemos con Caño Grande y el lunes pasado firmamos un acuerdo que básicamente consta de 3 aspectos fundamentales: el primero es la construcción de un pozo adicional, segundo, repotenciaremos la planta de tratamiento y adicionalmente a ello, cerraremos un circuito por Amarilo tratando de llegarle a la comunidad con agua potabilizada desde la Planta de Tratamiento de La Esmeralda.

PDM: ¿Cuántos habitantes se benefician de este acuerdo?
E.M.: Los habitantes de Guatapé y El Rubí, podemos estar hablando de unos 2.000 usuarios que se van a ver beneficiados directa o indirectamente.

PDM: ¿Se comprometen recursos de la empresa de acueducto con este acuerdo?
EM: Obviamente. La sola construcción del pozo profundo nos cuesta más de $1.500 millones, sin contar con las obras que vamos hacer; los 360 metros para cerrar la tubería, cerrar un anillo y poder suministrar agua a ese sector, obras que haremos con nuestros recursos y nuestro personal.

PDM: Al cerrar el circuito Amarilo ¿no acarreará problemas para sus habitantes?
E.M.: Algunos creían que les íbamos a sacar el agua, eso quedó concertado y subsanado en la medida en que vayamos a poner una válvula check, que permite el fluido en una sola dirección, nos permite que el suministro sea de Amarilo hacia la comunidad.

PDM: ¿Cómo va la modernización de la planta en La Esmeralda?
EM: Esta es una planta a la cual ya se le han invertido casi 50.000 millones de pesos. Está para inaugurar en agosto próximo y tengo entendido que incluso el Presidente de la

República viene a inaugurarla. Es una obra muy importante para Villavicencio porque vamos a tener una planta de tratamiento totalmente sistematizada y moderna; y ampliamos su capacidad, podrá operar a 2.000 litros por segundo, que le garantiza a la ciudad el abastecimiento de agua potable por lo menos para los próximos 15 años.

Lea también: ‘Debemos prepararnos para que el agro responda al medio ambiente’

PDM: ¿Cómo garantizar en el futuro el flujo de 2.000 litros por segundo a futuro?
E.M.: Mantener funcionando sin problemas la línea de aducción es una de las cosas que no nos han reconocido. Desde que iniciamos esta administración, a la ciudadanía no le ha faltado el agua. Sí, hemos tenido problemas de intermitencia debido a otros factores operaciones para poner filtros, hacer obras específicas o por la turbiedad del agua que baja por la montaña informado a la comunidad.

PDM: ¿Han tenido que contratar personal externo?
E.M.: La línea de aducción está en permanente operación, nunca ha dejado de funcionar, incluso en el verano pasado hicimos un esfuerzo muy grande con los trabajadores de la EAAV, para cambiar más de 350 metros de tubería, 400 metros de tubería de 32
pulgadas, fue una obra realmente importante que nos va a garantizar soportar este invierno; lo hicimos con trabajadores de la empresa, obra que si la hubiéramos hecho con un contratista externo nos hubiera costado por lo menos 2.500 millones de pesos. Hay
que hacerles un reconocimiento a todos los empleados de la empresa que quieren su
empresa, sacrifican sus noches, sus familias y se dedican a servirle.

PDM: ¿Qué pasó con la construcción de la línea de aducción en María La Alta?
E.M.: María La Alta es un proyecto que se viene ejecutando, es un proyecto importante que cuenta con el apoyo de Ecopetrol y del Ministerio de Vivienda, ha tenido algunas dificultades al comienzo porque fue un contrato que se firmó, apresuradamente diría yo, el 31 de diciembre del 2019, lo cual generó algunos inconvenientes. En este momento podemos decir que la obra inicio, tenemos comité de obra los días jueves y no acompañan tanto el Ministerio como Ecopetrol.

PDM: ¿Cuándo terminarán esa línea?
E.M.: Esta línea deberíamos tenerla este año, pero el contrato tuvo una suspensión y cuando reiniciamos había iniciado el invierno.

Lea también: ‘No queremos más estigmas sobre la aviación llanera’

PDM: ¿Esa línea de aducción qué garantiza?
E.M.: La planta de La Esmeralda potabiliza el agua de tres fuentes que tenemos: Quebrada la Honda, fuente principal con 16 kilómetros de tubería de 32 a 33 pulgadas; de Puente Abadía sobre el río Guatiquía que hace una captación, llega por una tubería de Puente Abadía, de este último a la Esmeralda tenemos bombeo. Igualmente sucede con la estación de bombeo de Bavaria, toma aguas del río Guatiquia y las conduce hacia la planta de tratamiento de la Esmeralda.

La fuente de María La Alta, es una fuente alterna para garantizar que si en algunas de las anteriores tres fuentes presentara algún problema, podríamos abastecernos de María La Alta. Estamos mirando y evaluando junto con otras entidades la posibilidad de tener fuentes alternas hacia los lados de la Comuna 8, como lo son el sector de Sardinata y demás.

PDM: ¿Cómo están las relaciones con el sindicato?
EM: Tengo mucha admiración por cada uno de los empleados y trabajadores de la EAAV, son buenas relaciones, relaciones directas, amigables y tenemos un diálogo muy franco, en el que ellos hacen observaciones que hemos tenido en cuenta y nosotros igualmente les decimos a ellos lo que pensamos. Obviamente diferencias siempre va a haber, pero dentro de lo normal, la cordialidad.

Para quienes no se quieran acoger a esta medida y consideren realizar el pago total de la deuda -marzo, junio y julio-, la EAAV ha dispuesto la línea 6818099

PDM: ¿El cambio sucesivo de gerentes fue una pugna de poderes?
E.M.: No, es totalmente falso. Como toda empresa puede tener cambios y efectivamente yo llegué hacia fin de enero, posteriormente fui diagnosticado con Covid, lo que hizo que comenzará mis labores a mediados de febrero, y se retrasaron procesos importantes pero que en este momento los tenemos controlados.

PDM: Algunos críticos ponen en duda la viabilidad financiera de la EAAV…
EM: La empresa en el año 2020 triplico sus utilidades, tuvimos una reducción del gasto del 30 por ciento, y el ingreso lo pudimos mantener a pesar de una pandemia. Financieramente la empresa está en condiciones de garantizar el servicio y tener viabilidad financiera. Que hay dificultades, claro: se nos subió la cartera y era de prever, porque el Gobierno Nacional prohibió cortes. Hoy la EAAV es una empresa solvente, sólida y no está en riesgo la estabilidad.

PDM: ¿Cómo es eso de que triplicaron las utilidades?
E.M.: De unos gastos que tuvimos en el 2019 de 62.000 millones de pesos, los redujimos a 41.000 millones de pesos en el 2020; gastamos 20.000 millones de pesos menos. El ingreso lo sostuvimos en 84.000 millones de pesos, esa diferencia fue la que nos permitió triplicar las utilidades, porque sostuvimos el ingreso, pero disminuimos el gasto, eso es lo que se le llama saneamiento financiero. No es justo que digan que la empresa financieramente está mal cuando este año hemos logrado créditos por casi 14.000 millones de pesos, si estuviéramos mal los bancos no nos prestarían.

PDM: Pero si estuvieran bien no tendrían que acudir a préstamos…
E.M.: Hay un problema de liquidez, no tenemos el recurso porque el gobierno ordenó diferir la facturación, no tenemos recursos en caja sino en cartera, porque las medidas de gobierno así lo determinaron, por eso debemos recurrir al crédito, un crédito que no compromete la empresa.

Efraín Mojica

PDM: ¿Cómo lograr independencia de la administración central?
E.M.: El mayor accionista de la empresa es la Alcaldía, pero la administración nunca ha pedido utilidades, al contrario, ha permitido que estas utilidades se inviertan en mejoramiento de la empresa y del servicio para la ciudadanía. Si en algún momento las administraciones anteriores la EAAV era su caja mejor, yo les puedo decir con toda claridad que esta no es la caja menor de la Alcaldía de Villavicencio.

Entérese de toda la información a través del Fan Page acuede Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter