domingo, 23 de junio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

‘Llano fue’, una década trochando adversidades


'Llano fue', una década trochando adversidades 1
Las grabaciones se extendieron por 10 años a lo largo de las más apartadas sabanas.
RP
Redacción PDM
  • Publicado en Mar 04, 2022
  • Sección Región

COMPARTE

Un reconocimiento para quienes se dedicaron a este proyecto, en especial para Elkin Coronell, productor y periodista que encaminó la realización de esta historia y que infortunadamente falleció el pasado primero de febrero sin poderlo presentar en Cartagena.  

Por Sebastián Mojica / Especial Periódico del Meta 

“Hace 10 años nació la idea de revivir las tradiciones que se están olvidando; veíamos que no se estaba fomentando el hecho de transmitir las costumbres llaneras de una generación a otra. Cuando muere una persona de edad, las tradiciones también se van; eso lo pudimos notar a través de las historias contadas”.

Así explica Jonathan Pérez, camarógrafo de Llano fue, el nacimiento de un proyecto audiovisual que, con los tropiezos que tienen las quijotadas, una década después empieza a rendir los frutos del esfuerzo pero en especial del amor por la sabana.

Desde un principio las grabaciones iniciaron en Arauca, seguido a esto se harían las respectivas tomas en el departamento del Meta y Casanare; días difíciles para un equipo de trabajo que buscaba obtener las mejores imágenes de un ambiente llanero, donde a pesar de las complicaciones, seguían adelante en los planes de grabación.

Lea: Primera Feria Empresarial Juvenil y mercado campesino en Puerto Lleras

“El tema de grabar en el Meta no fue tan complicado, ya lo que fue Arauca y Casanare se tornó algo difícil por el desplazamiento a zonas muy alejadas. Una de las partes del documental la grabamos en el Hato del Indio (Arauca) y en otros hatos del Casanare; atravesamos en medio de las sabanas y pues claramente eso hizo mucho más largo y tedioso el recorrido”, explicó Pérez.

El camarógrafo fue mano derecha de Elkin Raúl Coronell, productor de Llano Fue y quien murió el pasado primero de febrero, sin saber que su documental sería exhibido en el festival de cine más importantes de Colombia y uno de los más importantes de América.

El trabajo permite fortalecer la cultura e historia de los laneros en cuatro aspectos: el joropo, la religión, el caballo y la vaquería, siendo esto un apoyo representativo en cada una de las etapas de las grabaciones y del material que finalmente quedó.

“Buscamos un hilo conductor, algo que permitiera desenvolver esta producción. Empezamos a ver qué temas haríamos, vimos que no teníamos una cultura netamente audiovisual, entonces dijimos la música, decidimos hablar de todo lo que se estaba perdiendo a través de las tonadas”, sostuvo Armando Carrillo, productor y guionista del largometraje.

Le sugerimos: ‘Lo que no te han contado’, una serie audiovisual con historias de resiliencia

Coronell jamás vio como un inconveniente el factor económico, ni mucho menos la falta de apoyo por parte de las instituciones. Inicialmente su objetivo fue claro: no iba a perder la motivación con la que había decidido orientar esta historia y mucho menos decepcionar a un grupo que había tomado el riesgo de ir junto a él en este camino.

Tocando puertas y hablando directamente con la gente, Elkin logró enderezar una producción la cual se pretendía terminar en dos años, y que, debido a su impacto, terminó siendo un largometraje de diez valiosos años de trabajo: “tengo presente cuando estábamos en la Plaza Centauros con Elkin, de repente me dice que teníamos la plata para empezar el rodaje, fue tanta la emoción que ahí en la calle nos abrazamos y hasta lloramos, esto nos permitió al menos iniciar con las grabaciones”, recordó Jonathan.

Un safarí en el Llano

Las ocurrencias, anécdotas, recuerdos y experiencias, son parte de un trabajo que integró a un grupo de profesionales, capaces de aportar en esta iniciativa y con el fin de acompañar los pensamientos e intenciones de Elkin. Aventuras que marcaron a cada una de las personas que participaron de este reto, recorriendo los adentros de una fauna silvestre que dejaba la satisfacción de exhibir en gran parte los llanos orientales.

“Yo digo que esta sensación fue lo más cercano a vivir un safari en África, veíamos cachirres, tortugas, patos, chigüiros, una cantidad de animales silvestres; realmente un momento que jamás había vivido” dijo el camarógrafo de Llano Fue.

A pesar de lo complejo que es incentivar el cine en la región, es importante seguir impulsando y apostándole al cine Metense, apoyando producciones como estas para que sean un emblema del territorio y, sobre todo, que permita expandirse a otros sectores en el que puedan conocer más de estas expresiones culturales que caracterizan el llano.

Le puede interesar: Inscripciones para estudiar en el Sena, hasta el 10 de marzo

“Con todas las dificultades que tiene la Orinoquia, se están desarrollando nuevos productos que sirven como un espaldarazo para seguir este camino. El cine es un reflejo de la vida, de ahí tenemos que nutrirnos para contar todo local que pueda ser universal”, enfatizó Armando Carrillo.

Agregó que un gran legado dejó Elkin Coronell, más allá del trabajo, fue un inspirador, una persona que ofreció oportunidades, que fue ese reflejo paternal, de amigo y líder, su deseo fue llevar este producto al Festival de Cine más importante realizado en Cartagena, lastimosamente la muerte le arrebató la oportunidad de celebrar este momento.

Carrillo recordó entre risas y nostalgia a su colega, manifestando que aún siente que está presente: “Hace un tiempo soñé con él, sigue vivo en su trabajo, está en nuestra memoria. A nivel personal es muy triste, teníamos muchos proyectos, pero me alegra que se haya cumplido la misión, diez años de mucho trabajo que valieron la pena”.

Entérese: Realizan campaña antiextorsión en la región del Ariari

Por ahora, se espera emotivamente el lanzamiento de este largometraje de 71 minutos, pero sus productores pretenden continuar con el proceso de ‘Llano fue´ en fase de festivales, concursos y participaciones, de igual manera darle una etapa de comercialización, mostrar en cines, teatros y demás proyectos que se encarguen de su difusión.

¿Qué es el Festival Internacional de Cine en Cartagena?

Esta exhibición permite generar espacios de memoria, reflexión, nostalgia y diversidad, manteniendo la exposición de la mejor cinefilia.

El Festival valora la creatividad de los cineastas, en los cuales se manejan diferentes formatos, temas, géneros o técnicas, con el fin de que cumplan con los estándares de calidad y propongan contenidos que sean relevantes para contribuir con los mejores escenarios cinematográficos.

El evento logra destacarse por ser uno de los más antiguos, desde 1960 proyectándose en Cartagena de Indias, y segundo por ser un epicentro cultural cinematográfico de talla internacional que amplía la diversidad de este campo.

Este año, el Festival tendrá su edición 61° celebrándose de forma presencial entre el 16 y 21 de marzo, disponiendo de 14 categorías y con el fin de promocionar un reencuentro de la mejor cinematografía mundial, iberoamericana y nacional.

Vale aclarar que, ‘Llano fue’ participará como parte de la muestra Tierra Adentro, una sección que fue lanzada para acoger voces de los territorios y la exclusión que construyen narrativas audiovisuales.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales