miércoles, 17 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Los sacrificios del canto, en busca de un sueño


Los sacrificios del canto, en busca de un sueño 1
Valentina ha forjado una carrera con esfuerzo y sacrificio, pero sabe que aún le falta camino artístico por recorrer.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

“He cumplido muchos de mis sueños, esto me ha incentivado a crecer en mi profesión y vida personal. A pesar de los retos y los obstáculos tan difíciles que he vivido, estoy logrando llegar lejos gracias a la música, encontré una nueva forma de ser feliz y espero seguir cultivando en este largo camino”.

 Por Sebastián Mojica

Valentina Fernández inició con un sueño que, con trabajo, esfuerzo y perseverancia, pudo alcanzar gran parte de sus metas. Un camino que no ha sido fácil para esta joven de tan solo 21 años, que, a su corta edad, ha tenido que vivir inconvenientes en busca de un futuro.

Los sacrificios del canto, en busca de un sueño 2

“Una noche le digo a mi mamá que yo tenía una presentación en mi colegio, ella con lo que puede me hace un traje con retazos que guardaba debajo de la cama; mientras que para las cotizas no había solución, canté descalza”, recordó Valentina.

Después de esto fue entonces como esta joven artista decide tomar el rumbo de ser cantante, teniendo la oportunidad de entrar a una academia y fortalecer esas capacidades que le permitirían compartir importantes experiencias.

Lea: El llanero ‘indómito’ que decidió trochar la sabana en moto

En el año 2015, tras un importante proceso en la música, Valentina participó en la Voz Kids, Reality con el que pudo expandir el folclor y la cultura del llano, cantando con apropiación y personalidad la música que representa la región.

“La Voz fue una experiencia muy bonita, tuve la oportunidad de estar en el equipo de Andrés Cepeda, fui muy feliz en ese momento, conocí muchas personas y culturas. Duré seis meses y llegué hasta semifinal, fue muy importante mi paso por este programa, cantando el joropo representativo de los llanos”, dijo.

Sin embargo, cuando todo parecía que estaba bien, surgió un percance que le marcó la vida y afectó su carrera desde la parte emocional: “mi padre murió en octubre del año pasado, fue un momento duro para mí y mi familia, él venía luchando contra una infección que lo estaba perjudicando hace tiempo, lastimosamente no se pudo combatir y solo quedaba esperar los reportes médicos”.

Los sacrificios del canto, en busca de un sueño 3

A pesar de esa lamentable situación, esta llanera tenía que continuar trabajando su mamá y hermanas, recordando que uno de los legados que le dejó su padre era mantenerse siempre firme pese a cualquier circunstancia, apoyando y retribuyendo todo el apoyo que como padres le han brindado.

“Un día antes de que mi padre muriera tenía una presentación, mi mente estaba cantando, pero mi corazón estaba con papá. Después de su muerte y con mi familia quebrantada, debía cumplir con más eventos, yo era quien tenía que tomar las riendas de mi hogar y contribuir con el sustento”, dijo.

También lea: ‘Yaguazo’, otro canto para el Llano

De cantar en serenatas ganando 20.000 pesos, trabajar en pequeños eventos y llevar muy poco dinero a su casa, Valentina Fernández mantiene su carrera con sacrificio y constancia, tras el sueño de poder llegar a distintos lugares donde pueda ser reconocida por su talento: “muchas veces decidí dejar a un lado el canto, pensé que no servía para esto, son crisis que uno vive en su carrera, además del poco apoyo. Sin embargo, creí en mí, la gente que me rodea me impulsó y me llenó de motivación para salir adelante”

Por ahora, esta artista se desempeña como instructora de canto en el Instituto Departamental de Cultura, compartiendo conocimientos que la música le ha dejado, transmitiendo ese aprendizaje a niños y adultos, luego de un resultado que para ella ha sido muy significativo.

Los sacrificios del canto, en busca de un sueño 4

“Para mí es importante trabajar esto con más personas, además del aprendizaje que adquiere uno enseñando. Esto ha hecho que conozca gente y pueda compartir con representantes de la cultura llanera como Jhon Onofre, Walter Silva y el Cholo Valderrama”.

Pese a que la apasiona y disfruta de la música llanera, Diana Valentina buscó una identidad propia, por ello, decidió inclinarse por otro género como es el electro pop latino.

Le pueda interesar: Letras del llano para el mundo

“Me gustan los cantos llaneros, la última vez que cante este género fue a los 15 años, ahora quiero destacarme por otro estilo de música, lógicamente representando mi tierra, fusionando sonidos folclóricos con el pop y que funcione para transmitir emociones en las personas”, aclara la joven cantante.

Ha sido un trayecto importante por el cual esta joven artista se ha logrado destacar en eventos como ExpoMalocas, el Torneo Internacional del Joropo, El Festival Llanero, entre otras varias participaciones. Logrando enorgullecer a su familia, y, sobre todo, sintiendo la satisfacción de un trabajo bien hecho. 

“Mi mayor motivación siempre han sido mis padres, los cuales me apoyaron en este bonito sueño, con la muerte de mi papá aprendí a valorar y sentir pasión por las cosas que amo, es así como me creció la inspiración de hacer las cosas bien, para que el público sienta el verdadero valor que tiene la música”, puntualizó Valentina Fernández Martínez.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales