María José Ávila, la arpista que hizo historia

María José Dávila

María José Ávila se convirtió en la primera mujer en obtener el primer lugar en la modalidad de instrumentista con el arpa, en el Torneo del Joropo.

Por Camilo Gallo |

María José Ávila es una mujer trabajadora, entregada y apasionada por el folclor llanero, amante de su tierra y de la música. Como buena llanera, a sus 20 años, María José exalta con orgullo el joropo en cada oportunidad.

“En cada tarima donde voy a tocar, trato de hacerlo con el corazón para dejar todo de mí para representar de la mejor manera a mi cultura y a mi folclor llanero. Soy una mujer perseverante y disciplinada”.

Ha dedicado más de 14 años a la música, de los cuales 13 fueron estudiando el arpa, y gracias a esos años desarrollando su talento en busca de oportunidades, logró ser la primera mujer en ganar el Torneo Internacional del Joropo, en la categoría de Mejor Instrumentista en Arpa Llanera.

Lea también: Ni la pandemia frenó a la cantante ‘Maye Aroca’

María José había participado como invitada especial en versiones anteriores del Torneo del Joropo, sin embargo, en su primera vez como concursante logró este reconocimiento en la versión 2020.

“Es otro escenario totalmente diferente donde también puedo mostrar mi talento, y dónde también se me dio la oportunidad de estar ahí. Este año dije, – bueno, me quiero animar – hace mucho tiempo venía soñando con tener la oportunidad de inscribirme a concursar, y gracias a Dios los resultados fueron espectaculares”, resaltó la arpista.

María José Dávila

María José inició su acercamiento a la música bailando joropo y cantando a partir de los cuatro años. Fue influenciada por la familia materna, ya que su mamá es bailadora de joropo. Su mamá también ganó en esta versión digital del Torneo en la modalidad ‘pareja de baile tradicional los de ayer’.

Lea también: ‘Si me dejas’, Esteban Nieto añorando el Llano

“Decidí seguir los pasos de mi hermano y de mi madre. A los siete años fue la primera vez que cogí el arpa y mi mamá se dio cuenta y me apoyó con clases. Ahí empieza todo un proceso de adquirir un montón de conocimientos increíbles de muchísimos maestros, a los que les debo un montón” afirma la arpista.

Respecto a la participación del público y la organización virtual, la artista llanera expresó que fue un reto para todos los participantes porque era algo totalmente nuevo, “porque estamos acostumbrados a encontrarnos para brindarle a un público nuestro talento y compartir la música”.

Arpa – Ilustración

María José no se ha sido discriminada en sus actividades artísticas, sin embargo, manifestó sentirse en desventaja con los hombres: “no es solo de mí, sino que muchas mujeres que hacemos música y que estamos en el grupo base, que no estamos cantando y frente a toda la atención del público, es muy difícil para nosotras llegar a posicionarnos con algún artista porque por años el grupo base han sido hombres y hoy por hoy no encuentras un grupo base de algún artista llanero que sea de solo mujeres, o que las incluya en el grupo”.

Lea también: Ingi, una pura ‘Criollita’

Para la artista enfrentar estas situaciones se convierten en retos para las mujeres, no como discriminación, sino como una oportunidad para empoderarse en los esquemas históricos del folclor llanero.

María José Dávila

La arpista hoy tiene los reflectores sobre su arte, ha logrado un paso importante en el camino para empoderar a las mujeres en el folclor al ser la campeona del Torneo virtual, que logró un alcance nacional, por lo que hace un llamado a los artistas y cantantes para que se den la oportunidad de vincular a las mujeres en sus proyectos musicales.

Lea también: San Martín, cuna del folclor llanero

“Las mujeres poco a poco hemos demostrado las capacidades que tenemos en cuanto al folclor llanero, que son exactamente las mismas que los hombres, estamos todos los días preparándonos un montón, ensayando un montón, y en pleno siglo XXI no representa ninguna diferencia y hay algunos aspectos que se pueden mejorar en el folclor llanero”.

Joropo – Música Llanera

Actualmente María José cursa quinto semestre de Negocios Internacionales en la Universidad Santo Tomás, por lo que pretende enlazar ambas profesiones: “siento que cada día entiendo más que es una carrera profesional que puede complementar un montón la música, voy a conocer los pasos que debo seguir para lograr mis objetivos, y no puedo estar más feliz de haber elegido la carrera oportuna para llevar ambas de la mano, mi vida siempre va estar ligada a la música y el folclor llanero”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter