domingo, 23 de junio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

‘No hay ningún mesías que solucione los problemas’: Patricia Rodríguez


‘No hay ningún mesías que solucione los problemas’: Patricia Rodríguez 1
Patricia es ingeniera de procesos y con un doctorado del Instituto Nacional Politécnico de Toulouse (Francia),
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Patricia Rodríguez es una venezolana que ha vivido en Colombia desde el 2012 y ha podido ver las transiciones políticas en ambos países. Siendo doctora graduada de una universidad francesa, ha hecho de todo, hasta vender chocolate.   

No todos los venezolanos han venido “a robar o a quitarle los puestos de trabajo a los colombianos”, como muchos señalan. Hay personas como Patricia Rodríguez (P.R.) quien desde su experiencia ha tenido incluso de generar empleo a colombianos.

Siendo ingeniera de procesos y con un doctorado del Instituto Nacional Politécnico de Toulouse (Francia), tiene una particular manera de ver las polarizaciones y los fenómenos políticos que se han dado en ambos lados de la frontera.

Ahora vive en Cumaral, ha trabajado con Unillanos y Periódico del Meta (PDM) dialogó con ella para saber más sobre su vida y la mirada que da a la migración de sus compatriotas pero también la de los colombianos hacia Venezuela en el pasado.

Lea: ‘En el nuevo POT queremos solucionar conflictos urbanos’: secretario de Planeación

PDM: ¿De dónde es usted?

P.R: Nací en Mérida. Luego de hacer el pregrado me fui a Francia a estudiar gracias a una beca creada por Carlos Andrés Pérez durante boom petrolero. Era una beca crédito y Chávez después condonó esa deuda, me dieron 55.000 euros para estudiar gratis.

PDM: ¿Al regresar a Venezuela qué hace?

P.R: Empiezo a trabajar en la Universidad de los Andes de Mérida donde me gradué, luego me dediqué a la gastronomía, estuve haciendo mesas de postres y editando libros entre otras. Entre el 2010 y 2012 empiezo a ver cómo se va degenerando un poco la situación en Venezuela donde ya ni siquiera se podía hacer mercado y tomé la determinación de irme, aprovechando que mis padres eran migrantes colombianos que se habían ido a Venezuela en los años 50 del siglo pasado.

PDM: ¿Cómo llega al Meta?

P.R.: Trabajé en Ecopetrol un tiempo y con el dinero pagué deudas y validé mis títulos, luego me contrataron en la Unimeta como decana de Ingeniería Ambiental, eso fue en octubre del 2012. Así es como llego aquí a Villavicencio sin ningún contacto, yo mandé hoja de vida y me contrataron, ahí estuve 6 meses; luego me contrataron en una empresa de tratamiento de desechos en Aguazul (Casanare) y luego en las oficinas aquí en Villavo. En el 2015 trabajo para la Unillanos y me fue muy bien, de hecho estuve como directora de Proyección Social de la facultad de Ciencias Agropecuarias. Estuve por cinco años hasta diciembre del 2019, ya para el 2020 no me renovaron el contrato porque siempre estuve como ocasional

PDM. Usted ha vendido hasta pizza y chocolates…

P.R.  A mi nio me disgustan las ventas. En el 2019 me asocie con un ingeniero civil que tenía un restaurante es Restrepo, como una pizzería. Pero en el 2019 fue el año donde se cayó la vía al Llano que estuvo cerrada por 6 meses, y eso fue durísimo para la pizzería. Alguna vez que entré a Colombia con 50.000 pesos en el bolsillo, se dio la oportunidad de vender chocolates y a punta de venderlos llegué a Villavo.

Le sugerimos: ‘Queremos blindar el proceso de las 16 curules de paz’: director de Unidad de Víctimas

PDM: Es todera, a pesar de su doctorado…

P.R: Soy multifacética, y es que aquí en Colombia los doctores en general tienen una carrera académica, pero yo cada vez más estoy decepcionada de la educación tradicional. Soy fiel defensora de la educación pública; para mí la educación no debe ser un negocio como lo es en este país (Colombia), quizás haga comentarios que caen mal, pero hay que decirlo.

PDM: ¿Se ha sentido discriminada por ser venezolana?

P.R: No, yo gracias a Dios no. El hecho de que yo tenga un doctorado me ha abierto las puertas, sin embargo, en algunos espacios se siente la resistencia de que uno llegue a Colombia disque a quitarle el empleo.

PDM: ¿Qué le ha llamado la atención en Colombia?

P.R: Que la gente se rompe el lomo trabajando y nunca se mueve de estrato social, y eso es sumamente preocupante. Hay estudios que concluyen que ni siquiera la educación permite moverte de estrato social y eso es algo que estoy segura en Venezuela es diferente, porque yo estudie con muchísima gente de estrato bajo, y toda esa gente se graduó y tienen una mejor vida, la mayoría se fue para el extranjero, muy pocos se quedaron en Venezuela, pero aquí en Colombia el estudiar no te garantiza que te muevas de escalafón social. En Colombia vale más en qué familia naciste, por eso la gente se va.

PDM: ¿Qué nos diferencia como países?

P.R: Es una pregunta muy compleja para responder sin herir a nadie. Te dicen que somos  países hermanos pero cuando llegas te estrellas con otra realidad, de lo diferentes que somos, pero por los resultados de nuestras historias. Venezuela tuvo una cantidad de plata increíble que vivíamos muy bien sin hacer mucho esfuerzo: allá a los 25 años de trabajo se podían pensionar. Colombia, ha tenido un desarrollo durísimo, aquí la gente se tiene que romper el lomo de una manera y no escala, vemos a los agricultores en unas condiciones terribles.

También puede leer: ‘Lo del nuevo aeropuerto para Villavicencio no es un embeleco’: Gobernador del Meta

PDM: ¿Y cómo ve las soluciones en ambos países?

P.R.: También es muy complejo responderlo, pero creo cada uno debe colocar su granito de arena. Todos pensamos o queremos que venga un mesías y que nos solucione los problemas en vez de nosotros actuar. No hay ningún mesías que solucione los problemas. Cuando sueltes tu celular o la televisión y aportes tu granito de arena para el futuro, para tus hijos, ahí las cosas cambian. Así mismo hay un problema de ignorancia, aquí las elites viven de la ignorancia.

PDM: ¿Le gustaría tener hijos venezolanos o colombianos?

P.R: No, no quiero tener hijos.

PD: Después de lo que pasó en abril y mayo, ¿crees que los jóvenes sí están aportado soluciones?

P.R: La verdad muy pocos. Cambiar la mentalidad es difícil y vivimos entretenidos por la tecnología.

PDM: ¿Cómo ves el futuro inmediato del país?

P.R: A mí sí me preocupa muchísimo el hecho de que en Colombia, se vive de la ignorancia ajena. La educación es costosísima. Algunos piensan que Petro es la solución, pero es que finalmente no ha habido ningún mesías que te venga a solucionar tus problemas. Entonces si la gente no se da cuenta de que tiene que poner su granito de arena para que las cosas cambien, todo seguirá exactamente igual, así de sencillo, porque es que vivimos echándole la culpa a los demás y no aceptamos nuestras responsabilidades.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales