Opinión: Los antivacunas: generadores de muertes

Foto: Tomada de la web

Por Jairo Ospino, Epidemiólogo Cruz Roja Meta

Las vacunas son probablemente el mayor avance contra las enfermedades en la historia de la humanidad. Sin embargo, en el mundo hay personas que cuestionan su efectividad, las rechazan y consideran que son más perjudiciales que beneficiosas para la salud.

Estas personas se conocen como antivacunas. Este movimiento no es homogéneo, ni en su origen ni en sus argumentos.

Solo tienen un rasgo en común, la negación a que se las apliquen, argumentando la posibilidad que las vacunas les provoquen efectos secundarios negativos, a pesar de que la OMS y demás entidades gubernamentales demuestren con hechos que son seguras.

Le recomendamos: Editorial || ‘Huele a espíritu joven’

Lamentablemente, las publicaciones antivacunas en redes sociales son muy activas, incluso antes de la pandemia, pero ahora el daño se percibe más directo, por la cantidad de muertes y enfermedades graves que se están registrando en personas no vacunadas.

La evidencia es incontrovertible: los datos preliminares indican que durante los últimos seis meses el 99,5 por ciento de las muertes por Covid-19 en Estados Unidos han ocurrido en personas no vacunadas.

Ahora, cuando salir de esta pesadilla depende precisamente de la vacunación, las noticias de los antivacunas arrecian.

También lea: EMSA: importa tener buen servicio | Editorial

Y pareciera que son muchas las personas que arremeten contra ellas. No es así. En España se realizó un estudio por el Centro Sin Ánimo de Lucro para la Lucha contra el Odio Digital y Anti-Vax Watch  y encontraron que son solo 12 personas las que generan esas noticias.

En total, se analizaron más de 812.000 distribuidas entre Facebook y Twitter y al analizar el origen se encontraron que el 65 por ciento de ellas procedían de las mismas 12 personas. Claro, tienen muchos seguidores en redes sociales, entre ellos suman unos 59 millones; pero curiosamente, muchas de las personas que difunden sus argumentos antivacunas ni siquiera les siguen.

Por ello la comunidad médica debe actuar contundentemente y tener argumentos claros que frenen a esos instigadores del genocidio que se está viendo por cuenta de no tomar una decisión relativamente fácil: vacunarse.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter