Puente en Parque Infantil: el ‘drama’ de la Alcaldía

Puente sobre caño Parrado que comunica La Grama con Parque Infantil.

Un año después de haber colapsado el puente ubicado en Parque Infantil, son varias las trabas que han impedido la reparación de esta infraestructura.

Por Natalia Chipatecua

Habitantes de la comuna 1 de Villavicencio y comunidades aledañas, han vivido durante un poco más de un año las consecuencias de movilidad que provocó el colapso del puente en Parque Infantil, el 29 de abril de 2021.

Una primera visita de inspección al lugar, llevó a que la administración municipal contemplara la posibilidad de un apuntalamiento que solucionara la problemática, sin embargo, la connotación misma de la afectación, no lo permitió.

El pasado 2 de febrero del presente año, Harold Barreto, secretario de Infraestructura de Villavicencio, explicó en Periódico del Meta, que después de un estudio, la posibilidad de usar elementos provisionales para sostener el puente, era inviable.

Lea: Alcaldía dice que este viernes presentará estudios y diseños del puente en Parque Infantil

Según Barreto, dicho estudio que duró tres meses, determinó que el puente “no se podía reforzar porque estaba muy deteriorado, lo que significaba un riesgo para la comunidad y, por el contrario, este se tenía que demoler y construir nuevamente”.

En este sentido, el paso a seguir implicaba que, durante dos meses, se perfilara una empresa de consultoría lo suficientemente especializada que se encargara de analizar tiempos, insumos y recursos, con esto, la Alcaldía pasaría a contratación dichos estudios, que delimitarían la manera en que será intervenida la obra.

Solo hasta octubre del año anterior, inició el proceso contractual de estudios y diseños de la futura construcción. Y aunque dicha consultoría se encontraba adjudicada, los permisos ambientales, necesarios para el avance del nuevo puente, aún no se estaban gestionando.

Si bien el secretario de Infraestructura había manifestado la intención de avanzar en temas de demolición para poder jurídicamente ganar tiempo, el proceso ambiental no podía tramitarse “hasta no presentar los insumos hidrológicos, tipográficos y de manejo de caudales”.

Fue entonces, cuando la actual administración y la Entidad Ambiental Cormacarena, con acusaciones mutuas, debatían por redes sociales la falta de gestión frente a esta y otras cuantas obras de la capital del Meta.

Le sugerimos: ‘En trámites ambientales, falta gestión de la alcaldía’: Cormacarena

Con todo, el abogado especialista en derecho administrativo, Jhon Libaniel Moreno, dice que la administración del municipio de Villavicencio evadió la atención a la comunidad del sector ante la afectación.

Explica que la situación “debe estar contemplada en el plan de gestión de riesgo y debe canalizar las acciones necesarias para la restauración del orden social afectado por ese tipo la problemática”.

De acuerdo con Moreno, Villavicencio cuenta con el Plan Municipal de Gestión de Riesgo, “donde se consigna toda situación que puede generar algún tipo de calamidad pública”, y señala que, “la comunidad puede exigir el cumplimiento de ese tipo de normas a través de una acción constitucional, en la que, a través de un juez administrativo, la población reclama el cumplimiento para efectos sociales”.

También lea: Planeación responde a ‘Richy’ Gómez y dice que no hay retrasos en el POT

Por su parte, José Antonio López, director Territorial Meta de La Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), sostuvo que el conflicto de licencias y permisos “perjudicó grandemente el avance de la obra”.

Aunque ese mismo 2 de febrero el secretario de Infraestructura, había asegurado que para marzo iniciaba trámites con Cormacarena, solo hasta el pasado 11 de mayo el alcalde de Villavicencio anunció la entrega de estudios y diseños de la obra para el 13 de mayo, lo cual no se llevó a cabo. 

Además de haber sido un “enorme drama para esta administración”, como lo afirmó el mandatario local Juan Felipe Harman, este también aseguró hace tres días, que esperaba que “en un mes tener el proyecto viabilizado y arrancar el proceso contractual”.

Lo anterior, ya contaría con una inversión de dos mil millones de pesos por regalías. “Están destinados para que, cuando arranquemos proceso de licitación, los recursos estén garantizados y en diciembre tener el puente construido o por lo menos, ya esté en obra”, afirmó Harold Barreto, secretario de Infraestructura.

Sin embargo, para el director de la Territorial Meta “el proyecto se ejecutaría en más de una anualidad, es decir, no va a terminar en diciembre 30 o 31 la última obra en materia civil, sino que puede ir hasta enero o febrero si arrancara ya”, concluyó López.

Entre incumplimientos, desacuerdos, estudios, temas administrativos y técnicos, la dilatación de la obra de este puente rebosó en la comunidad, quienes después de 365 días, continúan sin la posibilidad del tránsito de vehículos por el reconocido sector.

En este enlace puede ver la entrevista con el secretario de Infraestructura de Villavicencio, Harold Barreto, el pasado 2 de febrero de 2022, sobre la situación del puente en Parque Infantil.