Restaurantes gourmet, también en crisis

Los restaurantes están trabajando de la mano con la alcaldía de Villavicencio para empezar a trabajar como prueba piloto.

Por Katherine Cruz

La noticia de que el reconocido chef Jorge Rausch cerró su restaurante en el centro comercial Primavera Urbana, solo reveló las duras circunstancias que están atravesando él y los demás dueños de locales de comidas gourmet y populares en la capital del Meta.

Las ventas por domicilio no alcanzan para suplir las obligaciones que los propietarios tienen en especial quienes están en centros comerciales, pues aparte de un arriendo, tienen que pagar una administración.

“En este momento estamos facturando el 12% de los que facturábamos antes, estas ventas vienen disminuyendo desde una semana antes que empezáramos con la cuarentena obligatoria”, afirmó María Camila García, dueña y chef de Bastimento, uno de los restaurante más reconocidos por cocinar platos típicos en alta cocina, además de ser el que preparó el almuerzo del Papa Francisco cuando arribó a Villavicencio.

La administración del centro comercial Primavera Urbana es costosa por las ventajas internas que posee: la seguridad, centros de atracción, acuario, senderos, entre otros, que atraen clientes, pero ahora cumplir con las obligaciones como el arriendo, empleados e impuestos es complejo.

Le Recomendamos: EAAV asume errores en la facturación de los villavicenses

En este centro han ayudado a los comerciantes con dos meses de descuento del 10% y en este último mes los comerciantes obtuvieron un descuento del 25%. Allí, oscilan entre seis y once millones de pesos.

“Con mi arrendatario hemos logrado unas negociaciones bastante aceptables que nos han permitido estar un tiempo más, pero si no se abren los negocios a nosotros nos toca cerrar porque es imposible mantener esos costos, si esto sigue así no aguanto un mes más”, aseguró Camila García.

Si se llega a cerrar un local como Bastimento, no solo se verían afectados los 12 empleados con los que cuenta sino también los proveedores, pues este reconocido restaurante de la ciudad compra sus ingredientes a comerciantes locales, quienes también se verían muy afectados y seguirían aumentando las cifras de desempleados que recordemos en el departamento del Meta ya supera el 24%.

“Nosotros ya estamos al día, tenemos todas las exigencias que nos ha hecho la alcaldía de Villavicencio, ya nos aprobaron en este momento para venta a domicilio, estamos es organizando terraza, porque vamos a trabajar allá, ahorita estamos esperando que nos aprueben poder abrir que es la solución que necesitamos”, explicó la chef García.

Le sugerimos: ¿Qué hacer contra el desempleo en Villavicencio?

Los asaderos también son lugares de comida más tradicionales que aunque cumplen con los protocolos de bioseguridad y con las ventas a domicilio, siguen esperando la señal de abrir sus puertas.

“Reconocemos que no ha sido fácil afrontar esto, después de tener entre 20 a 25 trabajadores en el fin de semana hemos pasado a seis trabajadores” expresó Jesús Benavides, presidente de Asoasaderos.

Benavides, representante del restaurante La Llanerita, que acaba de cumplir 60 años atendiendo público, asegura que en el departamento existen alrededor de 200 asaderos y solo en Villavicencio hay 100, de los cuales en un solo fin de semana pueden generar hasta 2.000 empleos.

Lea También: Más de 1.245 familias y 2.500 hectáreas afectadas por inundaciones en el Meta

María del Rosario Ramírez, representante de la Asociación de Restaurantes de Villavicencio y propietaria de Dulima, afirmó que hasta el momento se han cerrado tres restaurantes pertenecientes a la asociación: Rodizio, Oliva Mediterráneo y Juanchos Dulimas, al igual que Bistronomy, de los hermanos Rausch.

“Estamos preparando los protocolos nuevos, esto le vamos a agregar algunas cosas, como el termómetro, el distanciamiento y desinfectar el calzado antes de entrar, porque nosotros ya utilizábamos tapabocas, guantes, lavado de manos, eso es algo que todos los restaurantes legamente constituidos ya teníamos para funcionar y que estábamos implementando”, expresó la representante.

Desde que empezaron las ventas por domicilio estas han incrementado un 25% al 35% en algunos restaurantes, pero es de resaltar que los restaurantes han tenido pérdidas del más del 80%.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter