lunes, 24 de junio de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

‘Rompe ejes’ también rompió el comercio


‘Rompe ejes’ también rompió el comercio 1
Primero los cierres de la vía, y ahora las obras que se hacen en la vía, han quebrado al comercio
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La inestabilidad de esta vía está acabando con los negocios que habían sobrevivido a la pandemia, pero no a los derrumbes que se hacen allí.

Por Catalina Gallego / Especial Periódico del Meta

Desde el 18 de julio de 2022, propietarios de restaurantes, hoteles y montallantas pasan las duras y las maduras por el cierre de la vía antigua al Llano, entre Villavicencio y Pipiral. El mal estado en el que se encuentra el sector conocido como ‘Rompe Ejes’, por la ola invernal, ha sido peor que la pandemia que tiene quebrados a los comerciantes.

Los conductores de los vehículos de carga pesada y de las motocicletas, son los principales clientes de estos locales de las veredas Servitá y Buenavista, al norte de la capital del Meta.

Sin embargo, por más de un mes han tenido que tomar la ruta por los túneles Buenavista II y Bijagual II de la nueva calzada y aunque inicialmente tenían previsto dejar la vía lista el 6 de agosto, los habitantes dijeron que las autoridades les anunciaron que las obras terminarán la próxima semana.

Lea: ‘Impuestos saludables’ afectarían a tenderos

Elí Ortiz trabaja junto a sus dos hijos en el montallantas que tienen hace más de 30 años. Los vehículos de transporte de crudo, palma, combustibles, ganado, buses de turistas, incluso a las maquinarias que se encargan de hacer los arreglos de la carretera, son su fuente de trabajo.

Aunque no es la primera vez que se ven afectados por los derrumbes y malos estados de la vía, continúan abriendo sus puertas para brindar sus servicios. Desde hace un mes sus ingresos han bajado un 95%, ya que pueden pasar días sin que lleguen motos y vehículos; en un día lo máximo que han recibido son dos motos.

“Estamos aquí porque los hijos que trabajan en Villavo nos ayudan para la manutención, ya que por las obras y la construcción de las vías, nos quedamos sin trabajo”, menciona Elí.

Los restaurantes son otros establecimientos que se han visto afectados durante las últimas semanas. En el restaurante ‘El Rancho’, ofrecían desayunos, almuerzos y cenas, a la comunidad de la vereda y a los transportadores, sus principales clientes.

Entérese: Empezaron obras para construir viaducto en el km 58 de la vía al Llano

Debido al bajo ingreso de personas sus horarios tuvieron que cambiar. Normalmente sus horarios eran desde las 6:00 de la mañana hasta las 9:00 de la noche, actualmente brindan servicio desde las 6:30 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde.

Elizabeth Sánchez, propietaria del restaurante y quien lleva más de 18 años ofreciendo sus comidas, asegura que sus ingresos bajaron más de un 80%, pues ya son muy pocos los clientes que entran al lugar. Aunque se ha visto el aumento de llegada de ciclistas, lo que ellos consumen es mínimo en comparación con los transportadores.

“El cierre de la vía para mí fue terrible porque realmente mi negocio se mueve mucho por el transporte de carga, los camiones, furgones y las motos. En estos momentos, estoy viviendo de turismo, pero no es lo suficiente para tener el negocio con las empleadas que uno tenía”, menciona Elizabeth.

Sin empleo

Este problema no afectó únicamente a los propietarios de los locales comerciales. Los trabajadores también se perjudicaron: en el caso del restaurante ‘El Rancho’, según Elizabeth, con ella trabajaban tres personas, hoy en día cuenta únicamente con una.

Carlos Eduardo, propietario del hotel Montearroyo, ubicado en la vereda Servitá, se vio perjudicado por la falta de presencia de conductores de camiones, tractomulas y motocicletas, ya que no cuenta con huéspedes.

Le sugerimos: La vía a Acacías, más allá de la inundación y del Guayuriba

El hotel, que cuenta con 25 habitaciones y que solían siempre estar ocupadas, hoy hospeda únicamente a tres personas, trabajadores de las vías. Como él asegura: “Hemos perdido casi un 100% porque el dinero que entra es para pagar los servicios que continúan llegando”.

Estos comerciantes se ven preocupados por el futuro de la vía antigua a Villavicencio, ya que aseguran no tienen a quien venderle sus productos y servicios. Cerrar sus negocios es una opción que ven muy probable, el cierre de la vía y los precios de la materia prima están elevados, no es suficiente para cumplir con sus necesidades.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales