Así fue el coletazo del Iota en el Meta

Foto ilustración

Por Camilo Gallo |

En los últimos días el IDEAM reportó el avance de dos sistemas tropicales, el huracán Eta y el huracán Iota, este último tuvo gran impacto en el norte del país en la región Caribe y el archipiélago de San Andrés y Providencia, lo que habría secundado el incremento de las lluvias en el occidente de los departamentos de Meta, Arauca y Casanare, según el reporte.

Daniel Useche, jefe de pronóstico y alertas del IDEAM indicó a Periódico del Meta que se encuentran en alerta roja las cuencas de los ríos Metica, Guamal y Humadea, al igual que la cuenca del río Guayuriba por crecientes súbitas, especialmente el Río Negro a la altura del municipio de Guayabetal.

Inundaciones por desbordamiento del río Humadea en Guamal.

“Esta situación, sumado al continuo tránsito de ondas tropicales, ha favorecido una condición de inestabilidad en esta zona del piedemonte llanero, lo que ha contribuido al incremento de las amenazas por crecientes súbitas y deslizamientos de tierra en el departamento del Meta”, resaltó Useche.

Lea también: El trago mueve la economía del Meta desde la reactivación

El IDEAM indicó que se encuentran en alerta naranja los ríos Guacavia, Guatiquía, y sus afluentes, además, los ríos Humea y Upía en Cundinamarca. Por alerta de deslizamientos el municipio de Guamal se encuentra en alerta roja.

“Hay que tener especial atención principalmente en las zonas de ladera de este municipio. Otros municipios en alerta roja son Acacías, Cubarral, Cumaral, El Calvario, El Castillo, el Dorado, Lejanías, Restrepo, San Juanito y Villavicencio”, indicó Daniel Useche, jefe de pronóstico y alertas del IDEAM.

Providencia tuvo pérdidas estructurales por el paso del huracán Iota.

Ante el riesgo de deslizamientos en Guamal que mencionó el IDEAM, consultamos al alcalde, Giovanny Peñón, sobre las medidas que tomó la administración local para proteger la vida de los guamalunos, sin embargo, no fue posible conocer su plan de acción y prevención de la comunidad.

Lea también: Río Humadea se desborda y afecta a familias de Guamal

Como se recordará, el pasado lunes el municipio de Guamal sufrió las consecuencias del invierno en horas de la madrugada, por el desbordamiento del río Humadea que afectó principalmente la margen izquierda del afluente, dejando damnificadas a aproximadamente 100 familias de este municipio.

El arquitecto, Wilson López Bogotá, director de Gestión del Riesgo del departamento manifestó a Periódico del Meta que el desbordamiento del rio Humadea se dio sobre las cinco de la mañana, al parecer, provocado por un fenómeno de represamiento que con las lluvias condensó gran cantidad de agua y provocó la creciente súbita.

Foto ilustración

El mayor impacto del invierno en el departamento se dio en junio y agosto. Lo que pasó ya lo estabilizamos y ya encausamos los ríos que se han desbordado. Ahorita hubo dos eventos extraordinarios que son: río Humadea y río Guayuriba. Las dos actividades que vamos a hacer para controlar los dos puntos están en proceso de armarse, vamos a ir a Guamal a reponer una vía y vamos a entrar en un equipo con la alcaldía y empresarios locales para cerrar el trasvase de Guayuriba a Río Negrito”, explicó el director de Gestión del Riesgo, Wilson López.

Lea también: ¿Las petroleras supervisan a sus contratistas en el Meta?

Añadió que se presentó un proyecto a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para estabilizar este trasvase, cuyas obras tendrían un costo aproximado de 25.000 mil millones de pesos, por lo que están a la espera de obtener la viabilidad técnica para posteriormente buscar la viabilidad financiera.

Recomendaciones

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), recomienda a los habitantes de sectores caracterizados de riesgo que estén atentos a los comunicados que desde allí se emiten, ya que aún el departamento se encuentra inmerso en la segunda temporada de lluvias. 

Providencia tuvo pérdidas estructurales por el paso del huracán Iota.

“Esta situación podría estar favoreciendo ese desarrollo de deslizamientos de tierra y crecientes súbitas, principalmente en zonas inestables del piedemonte de la cordillera oriental. Les sugerimos atender las recomendaciones de las entidades de control, los organismos de emergencia y de respuesta ante cualquier eventualidad, monitorear el estado de los acueductos veredales y su mantenimiento preventivo”, indicó Daniel Useche, jefe de pronóstico y alertas del IDEAM.

Lea también: Águila arpía rescatada en Vista Hermosa se recupera en Pereira

Defensa Civil atendiendo inundaciones

Añadió que los habitantes deben conocer los planes de emergencia, las rutas de evacuación y los puntos de encuentro. En caso de una creciente súbita, deberán revisar cuál es el área con mayor susceptibilidad de afectación, y revisar permanentemente la parte alta de la cuenca de estos ríos.

Por su parte, Gestión del Riesgo del departamento recomienda a los habitantes de los sectores con probabilidad de afectación, siempre estar alerta, y tener un sistema de vigilancia comunitaria o establecer una red con las personas que habitan en la parte alta de la cuenca, que pueda informar de la situación del río.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter