‘Efectos mentales de la pandemia se verán en años’: Zulma Velasco

Zulma Velasco adelanta proyectos de educación de salud mental con comunidades.

Experta en salud mental para la familia y líder del proyecto de psicoeducación para familias de la Universidad de los Llanos, advierte sobre las consecuencias mentales a largo plazo, tras los confinamientos. 

La pandemia abrió una fisura en la salud mental de los metenses que aún no se tiene medida y que podría manifestarse en uno o tres años, según los expertos. Los suicidios que se han conocido podrían ser apenas la punta del iceberg de lo que ha dejado el confinamiento y el impacto económico en el bolsillo y la mente de las personas. 

Periódico del Meta (PDM) consultó a Zulma Jhoana Velasco (Z.V.), experta en salud mental para la familia y líder del Proyecto de Psicoeducación para Familias de la Universidad de los Llanos, sobre lo que le espera a la ciudadanía en el 2022 cuando nos acerquemos a la normalidad.

Lea: ‘No hay ningún mesías que solucione los problemas’: Patricia Rodríguez

PDM: ¿Qué es salud mental? 

Z.V: Hablar de salud mental es hablar del cómo me siento conmigo mismo, con los demás, son esas capacidades que tenemos los seres humanos para dar respuesta a los problemas, a las necesidades de la vida diaria. Salud mental es tener esa capacidad de dar respuesta de manera adecuada a algunas dificultades en el día a día. 

PDM: Cuando nos levantamos sin deseo de hacer nada y que nada tiene sentido ¿ahí está afectada mi salud mental o es un episodio normal?

Z.V: Hay que diferenciar dos cosas:  una cosa es la salud mental y otra las alteraciones o los trastornos mentales. Entonces la salud mental es ese equilibrio que yo tengo para poder dar respuesta a las necesidades de mi vida. La manera en que se asume la cotidianidad, son las habilidades que como ser humano tengo para poder mantener el equilibrio mental.

PDM: ¿Afecta más a los jóvenes?

Z.V.: Hoy en día los adolescentes y jóvenes tienen una gran dificultad y es que están solos, su día a día es de soledad; desde antes de la pandemia ya se venían presentando esos cuadros de personas solitarias, pese a las redes sociales; el confinamiento aumentó esas sensaciones. 

Le sugerimos leer: ‘En el nuevo POT queremos solucionar conflictos urbanos’: secretario de Planeación

PDM: Muchos ocultan depresiones, ansiedades ¿por qué la salud mental no debería ser un tabú?

Z.V: No debe de ser un tabú porque nos hacemos daño a nosotros mismos. Socialmente es un tema estigmatizado y discriminado. Un paciente de salud mental y psiquiatría ya se siente rechazado. A veces los profesionales no tienen la formación que corresponde para dar la intervención. 

PDM: ¿Por qué la pandemia de Covid-19 afecta nuestra salud mental? 

Z.V: La pandemia nos confinó en espacios que para muchos no eran adecuados, espacios que no eran suficientes para convivir de manera adecuada y menos 24/7. Los jóvenes están expuestos a la violencia y al maltrato de sus padres, a la violencia intrafamiliar, a los procesos de separación de sus padres. Las consecuencias de esta pandemia no las veremos ahorita sino la vamos a ver unos años más adelante, las cosas graves las vamos a ver ahora, las crisis pero digamos que ya los trastornos como tal en el área de la psiquiatría los vamos a poder encontrar en las estadísticas que saquemos en 1, 2 hasta cinco años después vamos a ver las consecuencias de esto de ahora. 

PDM: Hay gente que emprendió, personas que lograron superar esta época de forma muy positiva, ¿ellas podrían tener efectos psicológicos? 

Z.V: No. Cuando hablamos de salud mental hablamos del equilibrio, de habilidades para resolver su día a día. En una encuesta del Dane dice que aumentaron del 1 al 1.2 los temas de salud mental; uno diría que es muy poco, casi insignificante, pero resulta que sí genera bastante incapacidad laboral. Quienes fueron resilientes superbien porque además se empoderaron y salieron adelante pero los que no pudieron, seguramente sí va a ser problemas. El problema de salud mental significa mucho para la economía de un país. 

También puede leer: ‘Lo del nuevo aeropuerto para Villavicencio no es un embeleco’: Gobernador del Meta

PDM: ¿Por qué el impacto de la pandemia se verá en dos o tres años? 

Z.V: Resulta que como nosotros tenemos un estigma tan grande del aérea de los trastornos mentales, vamos a empezar a sentir síntomas psicosomáticos, van al médico, buscan explicaciones de las razones de la gastritis, cefalea o migraña, problemas fisiológicos. Entonces,  muchas personas ya llevan un año con una serie de síntomas que sin ser identificables, pueden ser trastornos mentales. 

PDM: ¿Los suicidios en Villavicencio podría deberse a ese impacto mental de la pandemia?

Z.V: Claro que sí. Hay situaciones como que ahora el Hospital no tiene unidad mental porque fue convertida en un área Covid, lo cual dificulta tener diagnósticos. La pandemia generó muchísimas cosas y lo importante de esto es ver cómo nosotros desde todas las áreas podemos participar en todo este ejercicio para identificar que no es cuestión de un individuo sino de un colectivo en el que todos podemos aportar; que usted no está solo; que se pueden buscar ayudas. 

PDM: ¿Cuál es el taller que ustedes adelantan desde la Unillanos?

Z.V: Bueno este es un programa en el que enseñamos a cuidar de su salud mental. Los programas de psicoeducación son vitales para los procesos de empoderamiento en las personas, cuando yo conozco, cuando sé lo que está pasando en mí, cuando aprendo cuales son los signos y síntomas de una ansiedad, cuando sé cómo se puede presentar una depresión, se pueden identificar más rápido esas sintomatologías e intervenir en ellas, pedir ayuda y evitar se haya consecuencias lamentables a largo plazo. 

Le puede interesar: ‘Capacitarse desde lo básico’ Angélica Bohórquez

PDM: Quien quiera participar de este programa ¿qué debe hacer?

Z.V: Ya estamos terminando el ciclo de este año, nosotros no reuníamos los viernes a las 4 pm en la Universidad (sede San Antonio) y realizábamos talleres en el cual enseñamos todos los procesos que corresponde a la salud mental, de cómo mantener ese equilibrio, enseñándoles habilidades, estrategias para fortalecer la comunicación asertiva. Esperamos que el próximo año podamos tener este espacio de psicoeducación y continuar.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter