Meta, refugio alimentario de Colombia

Decir que el Meta es la despensa agrícola de Colombia no es una retórica sino una realidad
que se comprueba a través de las cifras: diariamente se moviliza 9.000 toneladas de productos agrícolas y pecuarios que representan cerca de 30.000 millones de pesos entre
el eta y el resto de Colombia, en especial con Bogotá.

Ahuyama, guayaba pera, maracuyá, cítricos, aceite de palma, ganado, lácteos, peces, frutos, son solo algunos de los productos de esta tierra llanera y que son llevados a la mesa de cientos de ciudadanos colombianos de diferentes ciudades y municipios.

Según cifras de la secretaría de Desarrollo Agroeconómico del Meta, diariamente del
departamento hacia Bogotá salen 2.000 toneladas de plátano, 674 de guayaba pera, 218 de maracuyá, 904 de sandía, 495 de piña, 295 de yuca, para ser comercializados.

Lea también: Cinco lugares gratis para disfrutar de Villavo

El departamento produce diariamente 250.000 litros de leche, de los cuales, 105.000 se comercializan al interior del país con compañías nacionales, el promedio de venta de aceite de palma y sus derivados es de 2.067 toneladas, y 1.300 de ganado en pie para sacrificio.

Eudoro Álvarez, reconocido representante de los agricultores, le manifestó a Periódico del Meta que la región produce más de 200.000 hectáreas de arroz, además de sembrar 30.000 hectáreas de plátano y sobre todo la variedad más comercial que es el hartón llanero; proveemos el 60% de la carne que se consume en el centro del país.

El departamento del Meta tiene 161.737 hectáreas de cultivos de palma de aceite, lo que lo hace la mayor extensión en el país y con una producción del país con 3,4 toneladas de aceite crudo por hectárea en promedio. Hay 269 palmeros, que generan cerca de 53.435 empleos.

Lea también: En tres días serán sembrados 120 mil árboles en el departamento del Meta

Flujo con Bogotá

El experto en temas de campo, Eudoro Álvarez, manifestó que la cercanía al mercado de Bogotá, hace que el Meta sea el principal abastecedor de productos como la yuca que tiene una duración corta y la carne que sería más costosa si se transportara desde otras regiones
del país debido a las distancias.

“En materia de frutales, hoy por hoy, el municipio frutícola de Colombia es Lejanías (Meta) que produce toda la variedad de cítricos, desde naranjas tángalo, valencia, mandarina, limón tahití, aguacate, papaya, guayaba, maracuyá y piña, que es significativo para el país”, destacó Álvarez.

A estos productos mencionados, se suman la soya y maíz, que a pesar de ser producciones
marginales en el país, en la región se siembran alrededor de 15.000 hectáreas cada semestre, la mora y el lulo que son producidos en el municipio de El Calvario (Meta) y la producción porcícola en Puerto Gaitán.

Lea también: Cabalgatas, práctica para el turismo

El Meta cuenta con suelos fértiles en gran parte de su territorio, pero tiene una gran extensión de tierras en la sabana, conocida como Altillanura, ubicadas entre Puerto López y Puerto Gaitán, que, con mejora de suelos, posee un gran potencial para la producción avícola y porcícola, la industria de concentrados, forestales y biombustibles.

Identificados actores rurales

El mapa de actores es una herramienta fundamental en el proceso de construcción del Plan Integral Departamental de Desarrollo Agropecuario y Rural con enfoque territorial en el Meta, realizado en el 2018 y que se convierte en una herramienta importante para la proyección del campo.

Identificar los actores facilita la vinculación de ONG, asociaciones y gremios relevantes que deben participar en la planificación territorial y su influencia en el sector rural, sus intereses y relaciones en las diferentes instancias de participación.

El ejercicio de identificación de actores en el departamento del Meta se realizó en 2017 con la participación exclusiva de los miembros de la Unidad del Plan y con la participación de los Secretarios de Agricultura y Desarrollo Rural de los 29 municipios del departamento, el cual arrojó una mirada más amplia de los actores vinculados al desarrollo agropecuario y rural en el departamento.

Lea también: Este año consuma ‘Vitamina N’ de Naturaleza

Se definieron 28 actores clave, de los cuales un 50% son de carácter público como la Gobernación del Meta, Agencia de Desarrollo Rural, Agencia Nacional de Tierras, Agencia de Renovación del Territorio, Unidad de Restitución de Tierras, ICA y las alcaldías municipales a los cuales los une la participación directa en la planificación e implementación de acciones que conducen al desarrollo.

El 14% de estos actores claves corresponden al sector gremial empresarial como la Cámara de Comercio de Villavicencio, Asociación de Ingenieros Agrónomos de los Llanos, Fenalce, Fedearroz, Fedegan quienes junto al sector privado o empresarial demandan una mayor articulación con el sector público o institucional; un 7% a la empresa privada; un 21% corresponde a organizaciones.

Altillanura, una apuesta permanente al futuro

El uso eficiente del suelo se considera una variable estratégica, ya que alcanzar el uso eficiente del suelo rural agropecuario implica comprender que la eficiencia es un concepto integrado a las diversas dimensiones de un territorio; esto significa cumplir las funciones económicas y ecológicas de la propiedad.

La mejor opción de uso del suelo debe ser económicamente viable, socialmente compatible y ambientalmente aceptada. La formulación del plan de ordenamiento productivo y social
de la propiedad rural del Meta implica establecer lineamientos, criterios e instrumentos
en materia de uso del suelo y el agua, adecuación de tierras, reconversión productiva y ordenamiento social de la propiedad, que integrados y articulados apropiadamente a los planes de ordenamiento territorial y planes de desarrollo municipal, permitan formular
políticas más acertadas, dado que se reconocen y diferencian las particularidades
de los territorios.

Lea también:  Entre acciones y reacciones, caso de ladrón asesinado hurtando

Por eso es que la Altillanura, que cuenta con una extensión superior a los tres millones de hectáreas para incorporar a la producción nacional, es una apuesta estratégica en el uso del suelo, en especial porque su aprovechamiento no afectaría el medio ambiente, ampliando de esta manera la frontera agrícola.

Después de Brasil, Colombia es el único país de Suramérica con sabanas, o llanuras, para intervenir sin que se requiera la destrucción forestal, y la mayor parte están en el Meta, hecho que pone al Departamento en una situación de privilegio, porque se está generando
desarrollo agrícola, industrial y social, acompañado de generación de empleo.

El impulso en la Altillanura se inició con la producción avícola y porcina, seguida por la oferta de materia prima para la elaboración de concentrados para estas especies, integrando los eslabones de la cadena productiva.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter