Menu

                 

La mayoría de procesos en Cormacarena es por tala de árboles

La tala de árboles es una de las quejas permanentes que la comunidad tramita en Cormacarena. La tala de árboles es una de las quejas permanentes que la comunidad tramita en Cormacarena. Foto: Cormacarena

Más de 500 procesos sancionatorios hacen curso en la Corporación Ambiental Cormacarena, los cuales pueden terminar en suspensiones, multas, demolición de obras.

Esta fue una de las conclusiones de la directora de Cormacarena, Beltsy Barrera, quien esta semana presentó su balance de rendición de cuentas y en la que desatacó que esa cifra significa que haya más personas queriendo denunciar las afectacuiones que se hacen contra el medio ambiente.

“A mí no me preocupa que denuncien, que más personas de manera responsable lo hagan porque esas son oportunidades que tiene la Corporación para poder actuar. Me preocupa es que lo hagan de manera irresponsable, con intereses y en redes sociales de manera equivocada”, dijo Beltsy Barrera.

La funcionaria dijo que casi todos los procesos sancionatorios  tienen que ver aprovechamientos forestales, ya que “muchas personas del común piensan que los recursos naturales son propios y no a la Nación.” Y cometen errores a la hora de derribar los árboles.

La burbuja ambiental

Frente a las cifras alarmantes de deforestación en el Meta, la directora aseguró que no es una problemática netamente de la Corporación Cormacarena  por esto están trabajando conjuntamente con la Gobernación del Meta, con las fuerzas militares, policiales, procuraduría y fiscalía y demás en un organismo denominado la Burbuja Ambiental el cual es un cuerpo de reacción inmediata para todas las afectaciones ambientales como apropiación de territorios, construcción de carreteras de manera ilegal, cultivos de uso ilícito etc… “ Anteriormente no se tenían reportes de decomisos de madera, y este año ya llevamos más de cuatro operativos” afirmó.

Sin embargo, aseguró que ha sido difícil el trabajo de restauración de predios o reforestación debido a la indiferencia de la comunidad para con el ambiente, “La gente no cede, las personas no consideran que sus zonas de ronda deban ser conservadas” dijo y además recalcó que se debe hacer un cambio cultural, ambiental para poder reivindicarse con la naturaleza, pero reconoce la dificultad en este ámbito.

Por último, la directora Beltsy barrera habló sobre los cerca de 500 puntos críticos de inundación y deslizamientos que se han identificado en el departamento del Meta ahora que se aproxima temporada invernal. “Hicimos la invitación en el comité departamental de riesgos para que revisen esos puntos para que se tomen medidas efectivas” aseveró la directora, quien además indico el inició de verificación de obras en algunos de los puntos de riesgo ubicados en la ciudad de Villavicencio como el Guayuriba, Guatiquía, algunos puntos específicos del rio Ocoa   y asentamientos como La Nora que presenta alto grado de deslizamiento. 

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here