viernes, 12 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Viernes 7 y 8

De Gramalote a Villavicencio 1840-2021


De Gramalote a Villavicencio 1840-2021 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La evolución del territorio estuvo marcada, entre 1831 y 1863, por los enfrentamientos entre los que defendían a los valores, las instituciones y los privilegios del virreinato (los conservadores), frente a quienes lucharon en las guerras de independencia por las reivindicaciones sociales (liberales). 

Por Alberto Baquero Nariño |

Presidente de la Academia de Historia del Meta/ Especial Periódico del Meta

En 1845 el gobernador de Bogotá, Alonso Acevedo, le ordena al Jefe Político de Cáqueza, ir a Villavicencio a arrestar a los sujetos que se apropiaron de territorios nacionales y cobraban impuestos, además de organizar espacialmente la aldea. 

Así, entonces, se organiza el acopio de agua, establece la plaza principal y la plaza de mercado, define ocho calles, precisa el lugar de la iglesia con su casa cural, de la cárcel y de la casa municipal. También ordena el mejoramiento de la vía entre Chipaque, Cáqueza y Quetame. A Gramalote –que ya existía-, le cambian su nombre natal por el de Villavicencio y se eleva a la categoría de Distrito Parroquial de Villavicencio, mediante Ordenanza 121 de septiembre 1850, expedida por la Cámara Provincial de Santa Fe de Bogotá. En 1852, se ordena la construcción del camino de herradura entre Cáqueza y Apiay.

En 1867, bajo la Constitución de 1861, que es federalista, se le otorga al territorio del Meta, un estatus independiente como Territorio Nacional del Meta. El presidente de la época es el General Santos Acosta Castillo.

De Gramalote a Villavicencio 1840-2021 2

En 1868, el presidente, General Santos Gutiérrez Prieto, expide el 4 de julio la Ley, por la cual el Estado Soberano de Cundinamarca cede el territorio del Meta al Territorio Nacional de San Martín, que sigue bajo el tutelaje de Bogotá. En 1874, el Territorio Nacional de San Martín, con capital Villavicencio, adscrito a la jurisdicción de Bogotá, es administrado por el Gobierno Nacional, aspecto que administran los presidentes, desde Santiago Pérez Manosalva y Aquileo Parra Gómez hasta principios del siglo XX.

Lea también: Actividades para el aniversario de Villavicencio

El presidente, General Rafael Reyes Prieto, en 1905, mediante Decreto No. 177 de febrero 18, bajo la Constitución de 1886, que es de corte centralista, crea la Intendencia Nacional del Meta, la cual pasa de la administración de Bogotá a la administración por el Gobierno Nacional, lo cual siguió hasta 1959, cuando se crea el Departamento del Meta –Ley 118 del 16 de diciembre de 1959-, que se protocoliza como tal el 1 de julio de 1960.

En la evolución institucional del territorio, se conserva a Villavicencio como su capital, lo cual incide en su crecimiento y especialización como lugar en el cual se adquieren mercancías y engorda el ganado en potreros como El Sacatón, antes de la saca para Santafé; aquí tiene sede la institucionalidad gubernamental, eclesiástica, policial, de las fuerzas armadas y la administración de Justicia.

Referente de la Fundación 

Juan B. Caballero Medina, Miembro de Número de la Academia de Historia del Meta, lideró en el Concejo Municipal de Villavicencio, el debate, la aprobación y promulgación del acuerdo respectivo, con base en el Acta de la Academia Colombiana de Historia, en Sesión de del 1 de junio de 1965, el cual dictaminó que la fecha de fundación de Villavicencio era el 6 de abril de 1840, en Acta suscrita por el secretario de la Academia Colombiana de Historia Oswaldo Díaz Díaz.

De Gramalote a Villavicencio 1840-2021 3

En el aniversario de la ciudad, el 6 de abril de 1989, el autor de este documento fue invitado por el alcalde Omar Armando Baquero, a dictar una conferencia sobre Villavicencio, la cual se realizó en el auditorio del Banco de la República. Luego de realizarla, el alcalde, sugirió publicarla, aspecto que se cumplió un año después, como una obra impresa en el taller de la Editorial Siglo XX, con plumillas de Miguel Roa Iregui.

Lea también: Pulso por obras en la Terminal de Transportes de Villavicencio

A finales de los años 80, aquella visión está todavía vigente, lo cual motiva a dos reflexiones: una es la dinámica de los habitantes y la percepción de futuro de la dirigencia; dos, la precaria transformación del grueso de la economía, con lo cual se observa la tendencia a ser una economía extractiva, un coto de caza para los capitales golondrinos, un espacio vacío que es preciso explotar durante un lapso breve, a como dé lugar o un centro de mercado. La importancia documental permite analizar la vigencia de los distintos análisis plasmados, a lo largo de cinco décadas. 

Ante la debilidad de la clase dirigente que proviene de la economía de servicios, es clave reflexionar sobre su necesaria consolidación como un proceso en germen, quizá por razones de la dinámica de los flujos migratorios y las expectativas certeras que genera la dinámica regional, pero que no alcanzan a consolidar un planeamiento adecuado, aunque en la actualidad el ecoturismo posee hoteles de lujo y hermosas fincas agroturísticas. 

De Gramalote a Villavicencio 1840-2021 4

Para consolidar una dirigencia que se integre en sus procesos mentales y económicos a una idea sobre ciudad amable y departamento de progreso integral, falta un tiempo afortunadamente corto, porque los dirigentes que existen son varios con la categoría indispensable, dadas su formación académica y vocación cívica, teniendo claro que una dirigencia sólida y colectiva, es una necesidad inaplazable.

Lea también: Ahora sí subirá precio en peajes de la vía al Llano

Por tales contextos, la voz de los intelectuales llaneros está latente, cuya expresión dará luces, enriquecerá a los mandatarios, será vertiente para estudiantes y estudiosos, tal como lo es el aporte de las universidades que actúan en el territorio en la formación de nuestros profesionales. La ciudad se halla en esta segunda década del siglo XXI, en un proceso de rescate de una gran porción de sus actividades de servicios que se habían privatizado, en detrimento del buen servicio y las finanzas locales, proceso con buen resultado.

El patrimonio material e inmaterial histórico es pilar esencial en la construcción de la identidad y la pertenencia.

Documentos completos en el perfil de Facebook del autor.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales